En la actualidad se ha despertado la necesidad de reflexionar sobre el fenómeno de la “España vaciada”, o lo que es lo mismo, la urgente necesidad de detener el proceso de emigración campo-ciudad, que desde finales del siglo XIX se viene produciendo hasta nuestros días. Prueba de ello es la inauguración del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (2019), cuyos objetivos en esta segunda misión son definidos desde este prisma. En este Ministerio se afirma que ‘La sostenibilidad de nuestro Estado de Bienestar requiere afrontar los desafíos de la dinámica de población, que pueden poner en riesgo la cohesión social, la vertebración territorial y nuestro modelo de convivencia. El Reto Demográfico es una dimensión fundamental de la cohesión social y territorial en nuestro país, y uno de los ejes prioritarios en la agenda de reformas pendientes’.

La educación, un ‘alma’ cargada de futuro.

Desde el ámbito concreto de la educación este escenario supone un desafío de primer orden. Especialmente si tenemos en cuenta el proceso de continuada estandarización del modelo educativo y su intento de generalización más allá de las peculiaridades de cada contexto, ya sea geográfica, política, económica, étnica o personal. La escuela rural, en concreto, se ha visto sometida y relegada a un pensamiento único de tipo urbano, de economía y relaciones mediadas por contextos ajenos, sin ningún matiz identitario. Planteamos, por tanto, la necesidad y la obligación de restaurar la dignidad histórica en este contexto territorial, social y epistémico, que ha sido relegado estructural y culturalmente frente al poder hegemónico de la megaciudad.

La complejidad de esta situación resulta de dos hechos fundamentales y fuertemente vinculados entre sí: por un lado, la falta de memoria humana social producto de la vertiginosa aceleración tecnológica del último siglo, que deviene en una ruptura espacio/temporal de la conciencia, las relaciones sociales y el saber. A lo que hay que sumar, por otro lado, el empeño del “status quo” al que hemos aludido para que qué borremos la conexión con nuestro pasado histórico haciéndolo inútil. De ahí el olvido, la marginación y la pérdida de estatus de la sociedad agraria que, paradójicamente, es la ‘madre nutricia’, la geografía humana alimentaria imprescindible para la vida humana. Un derecho humano fundamental como la alimentación ha sido convertido en un negocio multinacional.

Por todo ello entendemos que es el momento de reforzar y reorientar el sistema de educación pública en comunión con otros subsistemas de carácter incidental o informal, que completan la formación personal y profesional de la población rural; y también urbana. Nuestra respuesta no pasa por la sustitución de un modelo por otro, sino de generar un espacio nuevo, de diálogo, colaboración y respeto mutuo, que permita avanzar en igualdad, el conjunto de modelos sociales y culturales, en un proceso de inclusión a partir de las necesarias diferencias particulares. De ahí surge, a nuestro entender, la necesidad de este I Congreso de Educación Rural para el siglo XXI. Por una educación para la repoblación. Pensamos que es el momento para revisar colectivamente y desde todos los ámbitos (rural-urbano) los siguientes aspectos fundamentales para un nuevo orden educativo, con la esperanza de poder influir a medio/largo plazo en la sociedad del futuro, que constituyen las cuatro áreas temáticas que van a centrar el diálogo:

  • Las políticas públicas para el Reto Demográfico en materia de educación formal, formación para el trabajo y educomunicación. Esto significa edificar una visión múltiple, participativa y consensuada de los cambios que son necesarios operar para el buen desarrollo de un ‘mundo rural vivo’, pudiendo influir a medio y largo plazo en ellas.
  • La educación rural para el siglo XXI desde el sistema educativo, analizando los cambios necesarios dentro de su organización formal y planificación curricular, teniendo como horizontes la alfabetización digital, la creatividad social y la cultura de la iniciativa social y emprendedora.
  • La necesidad de reprogramar un currículo para el total del sistema educativo en el que se incorpore un mínimo de ‘óptica rural’ como un elemento transversal de contenidos. Hasta ahora la visión que aparece en el mismo se diseña desde presupuestos urbanocéntrico, donde este contexto social particular e imprescindible para el desarrollo de la vida ocupa un lugar secundario cuando no marginal.
  • La educación no se circunscribe al ámbito escolar o académico, cruza y traspasa este sistema y se enlaza e integra con la vida, Educación Permanente según la UNESCO. Se hace necesario, por tanto, revisar, localizar y conocer otras experiencias más o menos sistematizadas de educación rural, que se desarrollan en este contexto vía otras entidades profesionales y sociales en el territorio, que están llenas de potenciales y riqueza en aprendizajes.
  • La alfabetización digital y audiovisual es una necesidad imperante en la sociedad actual. Este nuevo lenguaje impera en la realidad virtual y en la llamada ‘sociedad de la información y el conocimiento’. La educación rural del siglo XXI debe estar presente no solo como receptor de contenidos, sino como actor con personalidad y desde su propia identidad histórico-agraria y campesina.

Por todo ello, invitamos a la participación a todas las personas y a entidades políticas, educativas, sociales y culturales que tengan interés y compromiso con esta problemática. Tanto en el Congreso presencial que se celebrará del 4 al 6 de abril de 2024 en Cortes de la Frontera, Serranía de Ronda (Málaga), como en su proceso de construcción metodológica poniéndose en contacto mediante nuestra plataforma web.

 

Como decía el pedagogo brasileño Paulo Freire, La educación no cambia el mundo: cambia a las personas que van a cambiar el mundo.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Teléfonos: 607509361- 679082972 -686196370